Qué contemplar para comprar e-readers

By | 23 octubre, 2012

Los libros electrónicos se están imponiendo cada vez más entre los usuarios. Ya existen diversos diseños en el mercado y, por suerte, los costos son accesibles. Si te hallas pensando en comprar ebook, primero es necesario que sepas a fondo las propiedades de estos lectores de libros electrónicos.

La palabra ebook es ambiguo y suele generalizarse englobando bajo él ya sea a los libros en formato digital como al hardware que permite su lectura. Pero fundamentalmente en este artículo nos referimos al ebook como el aparato portátil que es utilizado para la lectura de publicaciones digitales en un display de tinta electrónica.

La principal ventaja del libro electrónico es que su pantalla, utilizando una tecnología de tinta electrónica, produce páginas estáticas, ofreciendo una experiencia de uso casi idéntica a la de un libro impreso y asegurando una lectura cómoda durante largos periodos de tiempo.

Hoy en día, la tecnología más utilizada en los ebooks modernos es E-Ink, que brinda una definición superior a la de un LCD, no requiere retroiluminación y se puede ver inclusive con luz del sol directa.

Las pantallas de los libros en formato digital se hallan formadas por tres capas: una de polímero, otra de microtransmisores eléctricos y una capa protectora exterior. El sistema E-Ink está basado en miles de cápsulas esféricas rellenas de partículas de titanio blancas y negras cargadas eléctricamente. Cada cápsula se encuentra relacionada a dos transmisores que fijan su posición, logrando que suban las partículas negras, las blancas o mitad y mitad y formando el texto escrito.

Con un e-reader se puede leer libros en muchos formatos. Afortunadamente, los modelos más nuevos cuentan con soporte para la totalidad de los formatos tradicionales. Por su parte, Amazon apuesta por el AZW, un formato propietario para su tienda, y además no incluye soporte para EPUB en sus ebooks. El formato AZW se basa en el Mobipocket.

El formato PDF es uno de los más conocidos, pero no el más idóneo para un libro digital. La finalidad de un documento en PDF reside en conservar la estructura, disposición y presentación del archivo original, siendo demasiado más difícil adecuar el texto a los requerimientos de la pantalla de los dispositivos.

En general, los e-readers vienen acompañados del software que se necesita para convertir unos formatos en otros sin muchas complicaciones, y suele ser mejor optar por el que recomienda el fabricante, ya que brinda más posibilidades a la hora de modificar el tamaño, el estilo de letra, búsquedas, entre otras cosas.

Sus beneficios principales son la facilidad de trasladar miles libros sin ocupar espacio, tener acceso a la ingente cantidad de contenido literario disponible en la web y, por supuesto, la oportunidad de leer con comodidad en cualquier parte.

Los que mayor partido pueden obtener de un lector electrónico son los grandes aficionados a la lectura, editores que precisan leer obras, personas que consultan numerosa documentación legal, viajeros que no quieren cargar con libros, estudiantes o profesionales que necesitan buscar documentación técnica, etc.